Principal Revista La entrevista de Decanter: Jancis Robinson MW y Hugh Johnson sobre el Atlas mundial del vino...

La entrevista de Decanter: Jancis Robinson MW y Hugh Johnson sobre el Atlas mundial del vino...

Hugh Johnson y Jancis Robinson El Atlas mundial del vino

Crédito: Catharine Lowe (www.cathlowe.com)

  • Reflejos
  • Revista: Número de diciembre de 2019

Octubre vio el lanzamiento de la octava y última edición de Atlas mundial del vino por Hugh Johnson y Jancis Robinson MW. Publicado por primera vez en 1971, el tomo original fue aclamado como un clásico instantáneo y una obra de referencia esencial para los amantes del vino. Desde entonces, las últimas siete ediciones han vendido casi cinco millones de copias entre ellas y se han traducido a 14 idiomas.




Haga clic aquí para comprar el Atlas mundial del vino


Licorera se puso al día con los autores para hablar sobre las últimas Atlas y conocer cómo ha trazado los importantes cambios que se han producido en el mundo del vino durante las últimas cinco décadas.



John Stimpfig El lanzamiento de una nueva edición de Atlas mundial del vino Siempre es un gran evento editorial, pero ¿por qué los amantes del vino deberían comprar esta edición si tienen la sexta o la séptima?

Hugh Johnson Bueno, porque muchas cosas han cambiado, como siempre ocurre entre las ediciones. Con 416 páginas, este es el más largo de todos los tiempos, y toda la información y el contenido se han actualizado por completo, o es completamente nuevo.



Jancis Robinson MW Sí, esta octava edición cuenta con 230 mapas, 22 de los cuales son nuevos. Y todos los antiguos se han revisado y acelerado por completo. También tenemos muchas características nuevas, incluidos mapas en 3D para mostrar la influencia de la geografía, específicamente montañas, océanos y corrientes de viento.

¿Qué nuevas regiones o países se presentan en esta edición?

JR Hay demasiados para mencionar, pero tenemos nuevos mapas de Santa Elena y Alto Piemonte. Hemos ampliado nuestra cobertura sudamericana con la inclusión de Brasil y el sur de Uruguay. También tenemos mucha más cobertura de Canadá y hay más detalles en China alrededor de Beijing y Huailai. Ningxia ya había entrado en la séptima edición.



HJ El mundo del vino está en constante cambio y expansión. Por lo tanto, siempre es una decisión difícil sobre qué omitir y qué incluir. Desafortunadamente, esto significa que hemos tenido que perder algunos mapas. Por ejemplo, Frascati se eliminó en la quinta edición. Y también tuvimos que perder el Ruwer, lo cual me entristeció porque los vinos son excelentes y era un mapa muy bonito, con contornos detallados encantadores.

¿Cuánto tiempo lleva el proceso y cómo se divide el trabajo?

JR Han pasado unos dos años desde que se conceptualizó y se discutió qué cambios se requieren.

HJ En estos días, Jancis hace la mayor parte del trabajo pesado y es el gran motor detrás del Atlas . Ella redacta y escribe todo y luego me lo entrega. Es un proceso muy colaborativo, que ambos disfrutamos.

¿Qué crees que hace Atlas mundial del vino ¿tan especial?

HJ Para mí, la precisión de los mapas es algo que lo hace único. Cuando me embarqué en este proyecto a fines de la década de 1960, insistí en que los mapas debían tener la calidad de Ordnance Survey. Trabajamos con un cartógrafo profesional y eso proporcionó una precisión inesperada, que la gente siempre ha amado y apreciado. Además, con esta nueva edición, incluso tenemos mapas que muestran las diferencias en los tipos de suelo.

JR Por ejemplo, tenemos un mapa detallado de los suelos de Beaujolais crus. Creo que lo bueno ahora es que el zeitgeist general en el vino tiene que ver con la precisión geográfica. Las cosas se hacen cada vez más pequeñas. Ahora, hay personas que desean expresar no solo una denominación o una comuna, sino un viñedo específico.

¿Crees que el terruño se ha vuelto más importante con el tiempo?

JR ¡Oh Dios, sí! Y, por supuesto, ahora todos pueden pronunciarlo correctamente. Pero todavía nadie comprende realmente el mecanismo de cómo la tierra se traduce en calidad del vino en la copa. Lo que no está en duda, sin embargo, es que el terruño se considera más crítico que nunca.

Las distintas ediciones han documentado rigurosamente cómo ha crecido el mundo del vino. ¿En qué momento cree que podríamos alcanzar el 'pico de vino'?

JR Yo diría que el Atlas muestra cómo se mueve el mundo del vino, en lugar de alcanzar un tamaño máximo. Y está claro que el mapa se está moviendo 'hacia los polos'. Hace tiempo que tenemos un mapa del vino inglés. Todavía tenemos que tener un mapa de los viñedos del Benelux. ¿Pero quién sabe? Puede pasar.

HJ ¡Y el mapa de Dinamarca podría ser clave para la próxima edición!

Eso nos lleva claramente al cambio climático. ¿Qué piensas sobre eso?

HJ Hasta ahora, ha sido beneficioso porque ha sido mejor para más viñedos que peor. Como todos sabemos, hay muchas menos malas cosechas en el mundo en estos días. Alemania no ha tenido una mala en 30 años.

JR En todas partes se ha visto afectado, con beneficiarios que incluyen 'regiones menores' dentro de las áreas clásicas. Por ejemplo, los pequeños castillos de Burdeos casi siempre pueden producir uvas completamente maduras todos los años.

¿Y el Borgoña, especialmente cuando tienes añadas calientes como la de 2018?

JR Sí, en parte por eso hemos ampliado nuestra cobertura en la nueva edición a los vinos del extremo norte de la Côte de Nuits. Y agregaría que el cambio climático también ha afectado levemente a la jerarquía en Borgoña. Por ejemplo, St-Aubin, en algunos años, puede ser una mejor apuesta que Meursault, dependiendo, por supuesto, de quién o qué cultivador lo haya hecho.

HJ Mirando hacia atrás a la primera edición, no se mencionó en absoluto los viñedos ingleses, que se han beneficiado enormemente del calentamiento global. En ese entonces, no había vino espumoso y recuerdo haber visitado Hambledon, que estaba dirigido por el mayor general Salisbury-Jones, un anciano encantador que estaba convencido de que podíamos hacer buen vino tranquilo en Inglaterra. Pero nunca sucedió. Yo era escéptico entonces, pero no puedes serlo ahora, especialmente con la calidad del vino espumoso inglés, que ha alcanzado la calidad de Champagne y con un estilo propio. El futuro del vino inglés es muy brillante.

¿Cuáles son las desventajas del cambio climático? ¿Qué te preocupa?

JR Obviamente, hay informes de todas partes de que la recolección se realiza un mes antes de lo que solía ocurrir. Esa tendencia tiene que ser motivo de preocupación. Pero me parece notable que algunas vides parecen capaces de adaptarse al clima cambiante. Para darles un ejemplo, paso todos los veranos en el Languedoc y lo he estado haciendo desde 1989. Por eso, recuerdo especialmente la cosecha de la ola de calor de 2003, cuando las vides realmente decayeron por el calor y sufrieron visiblemente. Y, sin embargo, ahora parecen mucho más saludables. Todos son verdes y no es que se estén regando las vides. Es casi como si las vides hubieran sentido lo que tenían que hacer por sí mismas.

HJ Debe preocuparse por el impacto del calentamiento global en el vino y debemos anticipar más sequías y escasez de agua por venir. Y deberíamos tratar el agua con más respeto. También necesitamos cosas como plantas desalinizadoras, que es donde la tecnología puede ayudar mucho.

Los estilos de vino continúan fluctuando. ¿Dónde crees que está oscilando el péndulo de la moda del vino?

HJ Soy bastante escéptico acerca de la moda cuando puede matar algo tan maravilloso como Sherry y Riesling. Estos son dos de los grandes vinos del mundo.

JR Yo añadiría que la moda puede llegar fácilmente a los extremos. Hemos visto vinos que se vuelven demasiado alcohólicos y a roble. Y ahora, estamos viendo que algunos se vuelven demasiado agrios, austeros y pálidos en lugares como Australia. No me refiero al Chardonnay, que ha pasado por esa fase. Más bien, me refiero a algunos de los rojos de onda más nuevos. Son llamativos porque son diferentes. Pero no todos son divertidos para beber.

¿Qué pasa con la tendencia hacia más uvas autóctonas? ¿Continuará?

HJ Sí, eso espero. Ciertamente le da al bebedor más variedad.

JR Absolutamente. Pero no creo que esta tendencia bienvenida haya comenzado con los consumidores. Realmente creo que comenzó con los productores que se aburrieron de cultivar solo unas pocas variedades de uva internacionales. Todo está en sintonía con todo el orden mundial de 'locavore' - comer local - y redescubrir variedades patrimoniales, como con tomates y manzanas.

mejores bodegas en napa 2016

HJ Otro factor es que un productor ambicioso y aspirante está buscando formas de diferenciar y distinguir sus vinos de los de sus vecinos. Por tanto, más viñedos únicos y variedades diferentes. Y con la exclusividad sube el precio….

¿Crees que el enfoque en regiones más pequeñas y viñedos individuales va demasiado lejos?

JR En general, ha sido positivo. Pero algunas regiones del mundo (y hacemos todo lo posible para mapear esto en detalle) se han precipitado a subregiones y denominaciones más pequeñas demasiado pronto. Lodi ahora se ha dividido en nueve sub-denominaciones. Y no estoy seguro de quién se beneficia.

HJ Aparte de los sommeliers, que los aman.

JR Y las personas que establecen exámenes de vino para el IMW y el WSET, ¡también los aman!

Hablemos de tecnología. ¿Ha sido una fuerza para bien? ¿Qué preocupaciones tiene, si las hay?

HJ Sí, ciertamente la tecnología ha sido una fuerza positiva en la forma en que la defina. Sin duda, incluiría un análisis, que ha sido tremendamente positivo. Y en el mundo físico, nos estamos acercando a los robots que hacen el trabajo pesado en el viñedo. Y cosas como poder determinar a partir de la tecnología satelital de qué cantidad se pueden beneficiar las vides con estrés hídrico. Son muy emocionantes.

JR Estoy de acuerdo, siempre y cuando dejes algo de sensibilidad en tu vinificación, para que no sea puramente dictada por los números.

Finalmente, una pregunta para Hugh: ¿cómo fue escribir las primeras cuatro ediciones por su cuenta?

HJ Sí, solo se me unió Jancis en 1994 para la quinta edición. Antes de eso, era un trabajo muy duro. En ese momento, solo contaba con la ayuda de una señora francesa muy amable que colaboraba cuando las cosas iban mal. Por ejemplo, en la primera edición, recuerdo que enviamos solicitudes de etiquetas de vino e imágenes de productores de todo el mundo justo cuando comenzaba la huelga postal más larga del mundo. Siempre que miro esa edición, todavía puedo ver las lagunas porque sé lo que podría haberse incluido.


Atlas mundial del vino : primera edición publicada en 1971 y octava edición en 2019 (Octopus, £ 50)


Artículos De Interés