Principal Otro Marques de Riscal...

Marques de Riscal...

Marques de Riscal

Hotel Marqués de Riscal

Una promoción de decanter.com
Cualquiera que se acerque al pequeño pueblo de Elciego en Rioja Alavesa podría ser perdonado por pensar que tropezó con el siglo XXI.



Una promoción de decanter.com

La Ciudad del Vino de Marqués de Riscal domina el paisaje atemporal de Rioja como una fantasía futurista. La pieza central es el magnífico hotel modernista de Frank O Gehry, sus láminas multicolores y de múltiples capas de titanio ondulando como las faldas de una bailarina de flamenco.

La obra maestra revestida de metal de Gehry es el edificio más asombroso de Rioja, una región conocida por el vanguardismo vanguardista de sus bodegas. Es lógico que Riscal haya elegido a un arquitecto tan radical para un proyecto de expansión que comenzó hace más de una década: en sus 150 años de historia siempre ha sido la bodega más visionaria y pionera de Rioja.



De hecho, Marques de Riscal sentó las bases de la Rioja moderna. Fue en 1858 cuando el gobierno de Alava solicitó a don Guillermo Hurtado de Amézaga, marqués de Riscal, que explorara formas de persuadir a los viticultores locales para que adoptaran las técnicas que entonces se utilizaban en el Médoc, para hacer más comercializables los vinos de la región. Amézaga ya poseía viñedos y una bodega en Elciego pero vivía en Burdeos. Allí contrató a Jean Pineau, enólogo del Chateau Lanessan, quien llegó a Elciego con 9000 cepas de Cabernet Sauvignon, Merlot, Pinot Noir y Malbec.

Pineau y Amézaga experimentaron con variedades de uva, métodos de vinificación y regímenes de barrica. Fueron los primeros en utilizar Cabernet Sauvignon, una variedad que a veces se considera un intruso en España, pero que gracias a Marques de Riscal tiene un pedigrí más largo que el de la Garnacha. La pareja también introdujo barricas de Burdeos, que aseguraron longevidad, consistencia y calidad, y construyeron nuevas bodegas para albergar los vinos. Los primeros vinos de Marques de Riscal que se embotellaron fueron de la cosecha de 1862, y en cinco años los vinos empezaron a ganar premios. En una generación, los vinos habían alcanzado el reconocimiento internacional, siendo el 1895 el primer vino no francés en ganar el Diplome d'Honneur en la Exposición de Burdeos. Desde el principio, se ha celebrado al Marqués de Riscal: el rey Alfonso XII de España descubrió el vino en la Feria de Viena poco después de su llegada al trono, y Riscal ha abastecido a la familia real desde entonces.

Marques de Riscal

La Catedral, home to every Marques de Riscal vintage since 1862



Riscal es a la vez la bodega más antigua y moderna de Rioja. En la superficie, la Ciudad del Vino, con el hotel Gehry como pieza central, atrae a 70.000 visitantes al año para maravillarse con la extraordinaria arquitectura. Esos mismos visitantes también se transportan en el tiempo cuando visitan las bodegas, que albergan la biblioteca de vinos más completa de España. Cariñosamente conocida como 'La Catedral', los interminables pasillos cubiertos de telarañas albergan todas las añadas de Marques de Riscal desde 1862 en adelante. “Este es un lugar de santidad, un lugar sagrado”, dice Alejandro Aznar, presidente de Vinos de los Herederos del Marqués de Riscal.

Hoy, la continua asociación de Marques de Riscal con Burdeos es una de sus características definitorias. 'Nos gusta describirnos como Chateau Riscal', dice el gerente de ventas globales, José Luis Muguiro. 'Siempre nos hemos identificado con Francia y queremos continuar esa conexión'. Paul Pontallier, director gerente de Chateau Margaux, es un asesor de Marques de Riscal desde hace mucho tiempo.

Riscal se concentra ahora en la promoción de sus grandes terruños a través de vinos de viñedo único. La bodega posee unas 500ha de viñedos de primera en Elciego y sus alrededores. La finca se vio impulsada por la adquisición en 2010 de Marques de Arienzo y sus 300ha de viñedos en algunos de los mejores sitios de Rioja Alavesa. Tener un control total sobre una finca de este tipo significa que 'podemos centrarnos en las parcelas y hacer vino de terruño', dice Muguiro.

Los vinos de un solo viñedo comienzan con la Finca Torrea de estilo moderno, elaborado con un 90% de Tempranillo de la finca Torrea, donde se encontraba la bodega original de Riscal. Baron Chirel se lanzó en 1986 utilizando solo las cepas más viejas de Tempranillo y Cabernet, en cantidades limitadas solo en los mejores años, es uno de los primeros Vinos de Alta Expresion en Rioja. Luego está la cuvée ícono de la bodega, la Frank Gehry, creada en 2001 en honor al gran arquitecto. El Gehry es 100% Tempranillo, con una crianza de 22 meses en roble francés. Se trata de un vino ultra exclusivo: desde su inauguración solo se ha lanzado una añada, la 2001, que salió al mercado en 2006.

Baron de Chirel proviene del viñedo Las Tapias de tres hectáreas, parte de la finca Arienzo y un sitio calificado por el equipo técnico de la bodega como 'de la más alta calidad'. Las cepas de Tempranillo de 47 años producen uvas de 'color, aroma y sabor únicos, siempre reconocibles al instante cuando se degustan junto con uvas de otros viñedos'.

Como dice el director técnico Francisco Hurtado de Amézaga, 'este es un vino como los de antaño: viñedos viejos, rendimientos bajos, madurez y concentración natural'.

Marques de Riscal se enorgullece de todos sus vinos, pero Baron de Chirel, por encima de todos los demás, demuestra la continua asociación de la bodega con Francia, la extraordinaria longevidad de sus vinos y también su continuo enfoque en la innovación y la modernidad. De hecho, es una antigua bodega del siglo XXI.

Artículos De Interés